Se trata del Índice de Seguimiento a la Economía que informa el Dane y que se convierte en un insumo más de lo que serán los resultados del PIB correspondiente al primer semestre de la economía.

“Significa que en abril estamos reportando que la economía colombiana, por efectos de las medidas de confinamiento y la limitación de la actividad económica no esencial durante 27 días calendario, tuvo una caída del 20,06 %”, indicó Juan Daniel Oviedo, director de la entidad estadística.

El funcionario destacó que el comportamiento de las actividades primarias en las que está incluido todo lo relacionado con agricultura, ganadería, pesca y extracción de minas y canteras, entre otros, registró una caída de 13,75 %.

Por su parte, las actividades secundarias, que según Oviedo venían teniendo una dinámica buena en los primeros meses del año cayeron 50,12 %, en este grupo se tienen en cuenta todas las relacionadas con manufactura y construcción en el país.

Las actividades terciarias, por su parte, en las que se encuentra el comercio y los servicios, que también venían creciendo en promedio al 5 % para enero y febrero, tuvieron el primer efecto negativo por las actividades de hoteles y en marzo registraron una caída de 4,32 %; sin embargo, en el cuarto mes del año el retroceso se aceleró hasta -13,3 %.

“También se incluye el transporte, almacenamiento alojamiento y servicios de comida información y comunicaciones actividades de seguro inmobiliarias, administración pública, educación, salud, y entretenimiento en este grupo”, agregó Oviedo.

Pese a que son negativos, los resultados son mejores que los que presentaron Perú, República Dominicana, Italia, España, Argentina, Reino Unido y México hace varios días, concluyó el director de la entidad.