Zinedine Zidane, entrenador del Real Madrid, destacó el valor de los tres puntos sumados por su equipo después de padecer en un campo “muy difícil” como San Mamés, en donde anotaron Benzema y Casemiro.

“Hemos sufrido muchísimo, pero jugamos con mucha personalidad. Era importantísimo sumar y seguir con la buena racha. Nos quedan once partidos y sabemos que somos líderes, pero eso no significa nada y lo importante es hacer partidos como el de hoy”, señaló el técnico francés.

Zidane explicó que con la entrada de Lucas Vázquez en lugar de Luca Modric a la hora de partido pretendió dar “más equilibrio” a su equipo. “Eso no significa dar un paso atrás, sino tener más equilibrio. Y el cambio de Cristiano, él puede salir de vez en cuando. Hoy estaba contento con el partido que ganamos y ya está, me quedo con esa”, explicó.

Por otro lado, sobre el paréntesis liguero de la próxima semana, Zidane lamentó que muchos de sus jugadores no vayan a descansar por los compromisos de las selecciones. “No me voy a meter en eso, es lo que hay. Cuando vuelvan de las selecciones tendremos muchos partidos en 25 días y ahí nos lo vamos a jugar todo. Somos 24 jugadores y vamos a necesitar a todos”, dijo Zidane.

Por último, acerca del Athletic, el entrenador madridista dijo que es un equipo “que nunca baja los brazos” y que les puso “en dificultades hasta el final”.

Los protagonistas  del partido hablaron al final y coincidieron en que el Madrid tenía que “meter presión a los rivales antes del parón” por fecha de eliminatorias al Mundial de Rusia, según cita la página del club ‘Merengue’.