El duelo entre el equipo sudamericano y el asiático, que ganaron los ‘nipones’ por 2 a 0, no fue tan amistoso como se pensaba. Antes de que se acabara el primer tiempo, el jugador paraguayo Antonio Sanabria protagonizó una jugada que le está dando la vuelta al mundo.

El volante paraguayo no toleró que el jugador Shoya Nakajima hiciera jueguitos con la pelota en frente de él y por eso lo cruzó con una patada bastante fuerte. La entrada de Sanabria fue tan enérgica que sorprendió a miles de usuarios en las redes sociales, quienes se encargaron de viralizar las imágenes en las últimas horas.

Lo más curioso de la acción es que el árbitro del partido solo le mostró tarjeta amarilla al volante paraguayo. Mientras que el japonés se recuperaba del golpe que recibió, varios jugadores paraguayos rodearon a Nakajima para gritarlo y reprocharle por lo que entendieron como una provocación.

El técnico japonés prefirió evitar más roces en la cancha y sustituyó a Nakajima en el entretiempo. Por su parte, Sanabria continuó en el partido 15 minutos, pero por la amarilla que tenía fue reemplazado para evitarle una expulsión.

Este es el video de la curiosa jugada: