Las abejas hicieron que los jugadores de ambos equipos, el grupo de árbitros, cuerpos técnicos y demás personas presentes en el escenario terminaran en el suelo para evitar las picaduras.

Sin embargo, este no fue el único inconveniente que tuvo la contienda, ya que posteriormente empezó a caer un fuerte aguacero que impidió que la pelota rodara.

El choque entre Valledupar FC y Deportes Quindío fue uno de los pocos que no fue afectado por las situaciones de orden público del paro nacional, lo que ha hecho que no se puedan celebrar varios cotejos del fútbol colombiano y de las Copas Libertadores y Sudamericana.

La confrontación hace parte de la quinta fecha del cuadrangular B del torneo de ascenso, en el que ambos elencos luchan por el liderato.

Valledupar-Quindío, suspendido por abejas y lluvia

En video, el ataque del enjambre y la fuerte tornenta: