Rodríguez ya había figurado en los anuncios que indicaban que el equipo bávaro jugaría varios partidos a mitad de año en Estados Unidos, lo que fue interpretado por la prensa alemana y de otras partes del mundo como un mensaje de que el colombiano está en los planes del entrenador Niko Kovac para la siguiente temporada.

Después de esas publicidades en las que salió James, el colombiano se convirtió titular indiscutido del equipo, tanto así que ha sido inicialista en los últimos 10 encuentros del Bayern Múnich.

La segunda señal positiva para el futuro del ‘10’ de la Selección Colombia fueron las declaraciones hace dos semanas del presidente del consejo de administración del equipo bávaro, Karl-Heinz Rummenigge, quien dijo que está confiado en que James jugará la próxima temporada para su equipo.

Este miércoles el Bayern precisó en sus redes sociales cuáles serán los tres partidos amistosos que jugará en Estados Unidos como parte de su pretemporada: ante el Arsenal de Inglaterra, el Real Madrid y el Milán, entre el 17 y el 23 de julio. Allí, James también tuvo protagonismo, junto al arquero Manuel Neuer y el delantero Robert Lewandowski.

James está en el equipo alemán desde mediados de 2017 a condición de préstamo, proveniente del Real Madrid. El Múnich tiene la primera opción de comprar todo el pase del colombiano por 42 millones de euros, pero para hacerle deberá confirmar sus intenciones en el final de la presente temporada.

Si los bávaros no ponen la plata por el colombiano, el ’10’ de la Selección deberá regresar a Madrid para definir con Florentino Pérez y el nuevo entrenador del equipo ‘merengue’ su futuro.