Los tres meses de sanción corren a partir de este 3 de agosto, lo que quiere decir que Lionel Messi no podrá jugar los próximos amistosos con la selección de su país. Sin embargo, esta suspensión no le representa un castigo significativo al ‘10’ porque podrá estar en los próximos partidos oficiales de Argentina, salvo en la primera fecha de las Eliminatorias al Mundial Catar 2022 porque fue expulsado en el duelo por el tercer puesto de la Copa América.

Además de esos tres meses de suspensión, Messi deberá pagar una multa de 50.000 dólares.

“No fui a la premiación por todo un poco, nosotros no tenemos que ser parte de esta corrupción, la falta de respeto que se nos faltó en esta Copa fue grande. No quería ser parte de esta corrupción”, manifestó Messi ante los medios de comunicación después de la victoria por 2 a 1 ante Chile en su despedida de la Copa América.