Nairo Quintana fue el primero de los favoritos que intentó sorprender. El boyacense protagonizó un ataque en el primer puerto de montaña del día, pero rápidamente fue controlado por sus rivales. El pelotón de los candidatos dejó que la fuga disputara la victoria de etapa y ellos reservaron todas sus fuerzas para el final con el ascenso al Alto de La Cubilla, puerto de montaña de 18 kilómetros de extensión.

Quintana fue el primero de los favoritos que se quedó cortado del grupo principal, a 7 kilómetros de la meta. El equipo Astana fue el que asumió el control del ritmo en el pelotón pensando en desgastar al líder Primoz Roglic, Miguel Ángel López atacó a 5 kilómetros de la meta, pero fue controlado por los eslovenos Roglic y Tadej Pogacar.

Esos tres corredores no se separaron hasta el final de la etapa. Los ciclistas del equipo Movistar fueron los más afectados de la jornada: Alejandro Valverde cedió 24 segundos con sus rivales mientras que Nairo Quintana perdió 2 minutos y 34 segundos y cayó al sexto puesto en la clasificación general.

Primoz Roglic sigue siendo el líder cómodo de la Vuelta a España, es el corredor que mejor forma tiene y ya parece casi imposible que pierda el título, teniendo en cuenta que solo quedan dos jornadas montañosas, pero que no tienen puertos tan importantes.

Los primeros puestos de la tabla no tuvieron modificaciones. Alejandro Valverde se mantiene en el segundo lugar, Tadej Pogacar en el tercero y ‘Supermán’ López en el cuarto, a 3 minutos y 59 segundos de Roglic. Todo parece indicar que el podio pasó a ser el objetivo del líder del equipo Astana.