“Es cuestión de sentido común. Él (Carlos Queiroz) está muy preocupado y quiere empaparse de lo sucedido, con base en eso se tomarán determinaciones. Aquí hay códigos de disciplina y ética muy estrictos”, afirmó Ramón Jesurún, en diálogo con W Radio. 

El dirigente añadió que dado el caso en que Sebastián Villa “no salga bien librado” de la denuncia que puso su exnovia Daniela Cortés, por violencia de género, el jugador tendrá que “atenerse a los códigos con la Selección y con el equipo a donde pertenece” (Boca Juniors). 

La denuncia de Cortés se dio el pasado lunes, cuando publicó en su cuenta de Instagram un texto acompañado con las fotos de sus heridas y denunció que el deportista le pegaba. “Este es el verdadero, el que maltrata mujeres, porque no he sido la única”, añadió ella. 

En su misiva relató que “fueron 2 años viviendo juntos, de muchos sufrimientos”, en los cuales perdonó todo esperando “un cambio de parte de él”, algo que “nunca pasó”. 

Una vez formalizada la denuncia en contra del jugador antioqueño, la Fiscalía argentina ordenó un examen psicológico a la expareja de Villa por “contradicciones” en su denuncia y estipuló que no podrá ampliar la declaración contra el volante hasta que no se someta a la revisión.