Bedoya es uno de los implicados en el caso conocido como ‘Fifagate’ y confesó en ese país que fue parte de la red de sobornos que le dio elevadas sumas de dinero a directivos de las selecciones sudamericanas para que ellos intercedieran a favor de determinada empresa en la venta de derechos de televisión.

En la comunicación emitida  este jueves por las autoridades norteamericanas, compartida por el periodista estadounidense Ken Bensinger, se indica que el banco israeilí Hapoalim “usó cuentas bancarias controladas por Bedoya para recibir sobornos ilícitos y pagos de sobornos”.

El banco Hapoalim admitió ante Estados Unidos que entre 2010 y 2015 conspiró para lavar más de 20 millones de dólares en sobornos pagados por la firma argentina de marketing deportivo Full Play por derechos de televisión de fútbol.

“Hapoalim acordó pagar más de 30 millones de dólares por su papel en el escándalo de corrupción de la Fifa”, concluyó el periodista Bensinger.

La audiencia de sentencia contra Luis Bedoya, quien está en territorio norteamericano, fue aplazada recientemente por la pandemia mundial de coronavirus y quedó programada para el próximo 19 de junio.