La última vez que Rafael Santos Borré anotó fue el pasado 3 de febrero, en un partido de la liga argentina ante Vélez. Para su mala fortuna, desde que el portugués Carlos Queieroz fue presentado como nuevo entrenador de la Selección Colombia (el 7 de febrero), el delantero barranquillero se nubló y perdió la buena forma que lo consagró como una pieza infaltable en River Plate.

Fue justamente eso lo que lo dejó por fuera de la convocatoria que Queiroz hizo para los partidos amistosos, ante Japón y Coreal del Sur, que se jugarán el 22 y 26 de marzo, respectivamente. Además, los delanteros colombianos que juegan en Europa mejoraron bastante su nivel y los goles los acompañaron en el momento indicado para meterse a la lista de seleccionados.

Duván Zapata ha conseguido 10 goles en 2019 con el Atalanta de Italia. Por su parte, Luis Fernando Muriel está atravesando el mejor momento goleador de su carrera, con 8 goles en 11 partidos que ha disputado este año con la Fiorentina. Alfredo Morelos, el colombiano que más goles ha hecho en Europa esta temporada, ha celebrado en 8 ocasiones estos últimos dos meses y medio. Por su parte, Falcao García, capitán de la Selección, tiene 6 anotaciones en 2019.

Los números hablan por sí solos y están muy en contra de Rafael Santos Borré, quien solo tiene dos goles este año.

La sequía del barranquillero es comparable con la de Carlos Bacca. El delantero del Villarreal solo tiene un gol en 2019, el que marcó el pasado jueves en Europa League. Bacca no marcaba desde diciembre del año pasado. Esos tres meses de sequía también lo dejaron sin posibilidades de ser convocado.