Platini fue capturado el martes 18 de junio en horas de la mañana y liberado después de la medianoche.

De acuerdo con William Bourdon, abogado del exjugador, la detención fue “injusta y desproporcionada” debido a que no había ningún cargo en su contra.

“Fue muy largo, pero a la vista del número de preguntas no podía ser de otra forma”, dijo Platini a la prensa tras salir de la oficina anticorrupción de la policía judicial francesa, en París.

De acuerdo con Platini, los agentes lo interrogaron “sobre la Euro 2016, la Copa del Mundo de Rusia 2018, la Copa del Mundo de Catar 2022, el París-Saint Germain y la Fifa”.

Además, aseguró que durante todo el interrogatorio se mantuvo “siempre sereno” y sintiéndose “completamente ajeno a cualquier negocio”.