Rafael Santos Borre le gritó varias groserías al juez de la final después de ver la amarilla y cuando el silbato le había dado la espalda.

Esta tarjeta le impedirá al atacante jugar en el choque de vuelta, lo que motivó su furia contra el central.

Sebastián Villa, de Boca Juniors, ante River Plate

Artículo relacionado

En video, Villa y Barrios, a los empujones contra un jugador de River Plate

Sin embargo, este hecho no pasó desapercibido, ya que el árbitro fue advertido de las palabras de Borré, quien se defendió diciendo que los insultos no habían sido de él y señaló al público para explicar que fue otra persona la que gritó.

De esta manera, se salvó de la expulsión, pero de todas formas hasta acá llegó su participación con River en la Libertadores.