El cierre de fronteras busca evitar que la variante brasileña del coronavirus se esparza en Colombia, ya que dicha cepa es más contagiosa y letal, lo que ha hecho que en el país se la samba se registren más de 4.000 muertos por día.

Además, las autoridades sanitarias colombianas esperan que el tercer pico de la pandemia tenga su punto más alto a finales de abril y principios de mayo, época para la que las medidas serían más estrictas y cuando se disputarán las fases de grupos de las Copas Libertadores y Sudamericana.

En consecuencia, parece poco probable que los equipos de Brasil tengan autorización de aterrizar en suelo ‘cafetero’. De hecho, no hubo permiso para la selección de ese país en la Eliminatoria suramericana, por lo que se tuvo que cancelar la programación dispuesta para la última semana de marzo.

Ahora, la problemática es para los equipos colombianos con rivales de Brasil en los torneos continentales, pues tendrían que buscar una sede alterna para recibirlos, como ya le sucedió en una fase previa al Ayacucho FC de Perú, que debió ser local ante Gremio de Brasil en Ecuador debido a que la misma restricción opera en suelo inca.

Por otra parte, sería casi imposible para las escuadras colombianas ir a Brasil y regresar, por lo que los cotejos en condición de visitante también se podrían alterar, ya que el Gobierno Nacional no ha hecho excepciones hasta el momento.

Equipos colombianos con rivales brasileños:

  • Santa Fe: deberá enfrentar a Fluminense en el grupo D de Libertadores.
  • América: tendrá que medirse con Atlético Mineiro en el grupo H de Libertadores.
  • Nacional: jugaría contra Atlético Goianense si cae al grupo F de la Sudamericana.
  • Junior: chocaría con Fluminense si avanza al grupo D en Libertadores, y contra Ceará si cae al grupo C de la Sudamericana.
  • Tolima: deberá enfrentar a Bragantino en el grupo G de Sudamericana.
  • Equidad: se mediría con Gremio si ese equipo logra llegar al grupo H de Sudamericana