Kiki Bertens sufrió varios calambres durante el partido, lo que fue aprovechado por su oponente para lanzarle distintas burlas y remedar sus quejidos.

Sin embargo, la neerlandesa logró seguir y llevarse la victoria, lo que sacó de casillas a Errani, que al final no se quiso despedir de la vencedora y que abandonó la cancha insultándola.

“Va fanculo”, gritó en italiano la perdedora del compromiso, expresión que podría interpretarse como “vete a la mierda” o “vete a tomar por c…”.

Bertens, entre tanto, debió pedir una silla de ruedas para dejar el terreno de juego, ya que se notaba paralizada en sus extremidades.

Ahora, en dieciseisavos de final de Roland Garros, la holandesa que es quinta cabeza de serie del torneo, se tendrá que medir con la checa Katerina Siniakova.

En el mismo certamen, los colombianos Juan Sebastián Cabal y Robert Farah se estrenaron derrotando de remontada a los franceses Corentin Denolly y Kyrian Jacquet.

En videos, los calambres de Kiki Bertens en Roland Garros, el insulto de su rival y su salida en silla de ruedas: