El partido entre Independiente Santa Fe y Junior de Barranquilla terminó con una tensa discusión entre los jugadores de los dos equipos. Los integrantes del cuadro costeño estaban totalmente enojados por su eliminación del torneo y tal parece ser que sus reclamos a los futbolistas del club bogotano por el mal partido que tuvieron la semana pasada contra River Plate fueron los que desataron el conflicto este martes.

Así lo confirmó Alejandro Moralez, defensor de Santa Fe que fue la figura del partido al evitar dos goles del equipo rival. La actuación del zaguero fue trascendental para que River avanzara a octavos de final del torneo, ya que perdió contra Fluminense y en caso de que Junior hubiera anotado un solo gol habría quedado eliminado.

Es por eso que a Moralez lo entrevistaron en Argentina y en su diálogo con la emisora Radio La Red, citado por el diario Olé, hizo referencia a las cosas que los jugadores del Junior les gritaron a sus colegas de Santa Fe en los minutos finales del encuentro.

“Nos decían que nos habíamos cagado contra River”, señaló el defensor colombiano.

En la entrevista, el jugador de Santa Fe rechazó tajantemente las suspicacias que hay en torno a que él y sus compañeros no se entregaron al 100 % en el partido de la semana pasada contra el club argentino, que tenía 20 jugadores contagiados con COVID-19 y tuvo que improvisar un arquero con un jugador de campo.

“En Buenos Aires fueron cinco minutos de desconcentración, River es uno de los equipos grandes, juega bien al fútbol, concretó en los momentos juntos y nosotros no pudimos meterla. Vivimos un panorama muy complicado esta semana, pero siempre salimos a ganar, a buscar el triunfo y contra Junior no fue la excepción”, concluyó Moralez.

El joven jugador también confesó que en las últimas horas le han llegado decenas de mensajes de agradecimiento por parte de hinchas de River.