Jorge Luis Pinto anunció hace algunos días que no iba a continuar como entrenador de Emiratos Árabes Unidos, luego de cinco meses de trabajo con esa selección.

Aunque aún no se devuelve para Colombia, el técnico santandereano habló con Caracol Radio sobre la razón que lo llevó a tomar esa decisión.

Desde el primer mes me di cuenta que acá todo iba a ser muy difícil. Mi manera de trabajar no la pude implementar. Acá no pude ser Pinto y no soy de ese tipo de personas que hacen las cosas solo por cumplir”, dijo el entrenador.

Siendo mucho más específico, Pinto contó que “se levantan a la una de la tarde y entrenan a las seis de la noche”, una situación que le impedía hacer la doble jornada que a él le gusta. Otro dificultad fue la comunicación, pues dependía de un buen traductor, pero “no podía expresar los conceptos tácticos” como él quería .

En el diálogo con esa emisora, al estratega le preguntaron por su temperamento y él, ya cansado de esa fama de malgeniado, explotó:

“Ya estoy cansado de que siempre me pregunten lo mismo. Quítenme ese ‘sambenito’ de que soy bravo, que maltrato jugadores. Sáquenme un jugador que les diga que yo lo he put%$#&. Si lo sacan me retiro del fútbol. Ni siquiera grito a los jugadores. Sí, soy exigente y me gusta trabajar, pero me han creado una fama de maltratador”, expresó.

Posteriormente, Pinto detalló lo que para él es una excelente hoja de vida profesional marcada por los logros: “Por qué no me preguntan por el récord de 50 puntos con Millonarios, o lo que hicimos con Costa Rica en el Mundial, la racha que tuve sin perder con Honduras, mi carrera de entrenador en más de 30 años”, entre otras glorias obtenidas.

Lo que sí remarcó el santandereano de 67 años es que las personas que han tenido algún tipo de problema con él son “aquellas a las que no les gusta trabajar”.

La opinión de Pinto sobre Carlos Queiroz y la Selección Colombia

Al técnico también le preguntaron por la revolución que se ha armado en el país luego de la salida del portugués.

Dejó claro que no ha tenido ninguna comunicación con los directivos de la Federación Colombiana de Fútbol y que “deben dejarlos trabajar para que tomen decisiones”, aunque, en su opinión, “hay tres o cuatro técnicos colombianos preparados para dirigir a la Selección. Todos saben quienes son”, sin dar nombres precisos.

Sobre Queiroz, acotando que nunca lo siguió de cerca ni conoce su trabajo al detalle, señaló que “le faltó conocer más el fútbol colombiano, el local” y que perdió más de un año “probando jugadores y no armando el equipo” para una Eliminatoria suramericana que es muy diferente a la europea.

Aunque no se postuló propiamente para ser el técnico de la Selección, como ya lo había hecho antes, sí agradeció a las personas que piensan en él como uno de los candidatos, aunque parece que el elegido será Reinaldo Rueda.