El reprochable acto que protagonizaron los vándalos se presentó cuando Atlético Nacional estaba llegando al estadio General Santander para su partido ante el cuadro motilón.

Un vidrio del bus que transportaba a los futbolistas del equipo paisa fue el afectado por el ataque de los aficionados. Los futbolistas Hernán Barcos y Andrés Perea mostraron a través de sus cuentas de Instagram cómo quedó el bus.

“Vergüenza, Cúcuta. Basta de violencia”, escribió el goleador argentino en esa red social. A continuación, el reporte del ataque que hicieron los futbolistas:

Instagram
Instagram