La organización de la competencia decidió suspenderla en la quinta jornada por los numerosos casos de la enfermedad que se presentaron en esa parte del mundo durante la semana pasada. Por eso, todos los equipos se concentraron en dos hoteles de Abu Dabi y quedaron a disposición de especialistas que les practicaron los exámenes de rigor y descartaron que sus corredores tuvieran el virus.

Las pruebas realizadas para detectar el covid-19 revelaron dos positivos de “dos miembros del personal italiano de una de las formaciones de la prueba”, según el comunicado de la organización.

A diferencia del resto de formaciones, que al enterarse de los resultados de los exámenes iniciaron su partida de los Emiratos Árabes, el equipo UAE decidió quedarse en Abu Dabi. “A pesar la posibilidad de volver y debido a ciertos casos de gripe en nuestro grupo y en otros equipos, seguiremos mirando el estado de cada uno y volveremos con la seguridad del no contagio”, señaló la formación del colombiano Fernando Gaviria

“Somos conscientes que prolongar nuestra instancia en el aislamiento comprometerá nuestras ambiciones deportivas en los eventos que vienen”, añadió el equipo, cuyo líder Tadej Pogacar, segundo en el Tour de los Emiratos tras Adam Yates, estará en la París-Niza, del 8 al 15 de marzo.

Según algunos medios, tres equipos; Cofidis, Gazprom y Groupama-FDJ, no han recibido todavía el visto bueno para dejar sus hoteles.

El español Jesús Herrada, del equipo francés Cofidis, lo explicó en Twitter: “Algunos corredores seguimos retenidos aún en nuestras habitaciones de Abu Dabi sin apenas información y con un resultado negativo en coronavirus. Otros sí han podido marcharse”.

Cofidis confirmó horas después que no tiene autorizada la salida, aunque en su grupo no se ha encontrado ningún caso, debido “a la sospecha de un positivo en la misma planta del hotel”.