Vargas jugaba en ese entonces para el Almería y su equipo estaba empatando con el conjunto madrileño.

Al final del partido, el español le arrojó el balón al delantero colombiano de la impotencia porque el Real Madrid con el empate perdía La Liga y el Barcelona se coronaba campeón del torneo.

En ese instante, Vargas se devolvió y lo enfrentó para insultarlo y recriminarle su acto antideportivo.   

“El juez termina el partido, Iker Casillas se queda con el balón y su reacción fue tirarme un pelotazo. Yo lo alcanzo a esquivar y me devolví a decirle todas las groserías que aprendí en la calle”, contó Vargas al programa.

Agregó que Casillas no le entendió nada de lo que le dijo y solo le decía: ‘No te entiendo, tío, qué me quieres decir’”.

“Fue muy chistoso porque en España hay un programa que leen los labios y al otro día salen los subtítulos de lo que uno dice, pero esta vez no pudieron”, comentó Vargas.

Este fue el tenso momento del jugador colombiano con el arquero español: