Todo sucedió en la ceremonia de pesaje, a donde la pugilista polaca fue con el cinturón en disputa y luciendo una tanga de hilo y un sostén que dejaba gran parte de sus pechos al aire.

Luego de que ambas peleadoras subieran a la báscula, posaron frente a frente para las fotografías respectivas. Sin embargo, en el cara a cara, Brodnicka aprovechó para besar en la boca a su rival, que le respondió con una fuerte cachetada.

Las autoridades de la pelea tuvieron que intervenir para que el inconveniente no pasara a mayores, pues ambas alcanzaron a lanzar un par de golpes.

En video, el particular incidente: