El 0-0 en la ida obligaba al equipo alemán a ganar ante su hinchada para avanzar a los cuartos de final sin necesidad de tiempo extra o penaltis. Sin embargo, los bávaros no estuvieron ni cerca de lograr su objetivo.

El equipo dirigido por Jurgen Klopp se fue en ventaja al minuto 26, con anotación del senegalés Sadio Mané. La primera alegría para los ingleses solo duró 13 minutos, ya que el defensa Joel Matip protagonizó un autogol y le dio el empate parcial a los locales.

Sin embargo, James Rodríguez y sus compañeros tuvieron un segundo tiempo pobre. 15 minutos le bastaron al Liverpool para eliminar a su rival: al minuto 69, el defensor Virgil van Dijk anotó el 2-1, y al minuto 84, Mané concretó su doblete y el marcador definitivo.

El de hoy fue el noveno partido consecutivo de James Rodríguez como titular. El colombiano ha sido inicialista en todos los encuentros que su equipo ha disputado desde el 2 de febrero.

Al Múnich le queda aún la esperanza de coronarse campeón en la liga y la copa alemana. En el primer torneo es líder y en el segundo está clasificado en los cuartos de final.