De acuerdo con explicación a Pulzo de Conny Mogollón, de la oficina de prensa del IDRD, el escenario fue clausurado para hacerle reforzamiento estructural, por lo cual se permitió que los niños hicieran su último entrenamiento y posteriormente se clausuró el lugar.

Sin embargo, Fidel Martínez, presidente de la liga de voleibol, había trinado al respecto: “Hoy [6 de diciembre de 2018] cerraron el coliseo y en estos momentos están atrapados con sus profesores sin que puedan salir”.

El artículo continúa abajo

Y pese a que algunos entrevistados por Blu Radio dijeron que no hubo previo aviso, Mogollón indicó que los directivos de la liga ya sabían de la clausura de lugar y que no han aceptado el sitio de reubicación que el IDRD les ofreció.

Además, un audio revelado por Blu apuntó que no dejaron ingresar a los padres de familia que iban a recoger a sus hijos. No obstante, la comunicadora del IDRD aclaró que antes del cierre fue llamada la Policía de Infancia para que corroborará que no se presentaran abusos.

Un entrevistado por Blu Radio relató que él es el responsable de los jóvenes y que salió de las instalaciones un momento pero, cuando fue a ingresar, casi no le permiten el acceso:

“Hemos sido abusados por los vigilantes”, dijo el hombre, que narró para la emisora que él tuvo que usar la fuerza para volver a ingresar.

También contó que el presidente de la liga de voleibol fue tumbado al piso y maltratado por los vigilantes cuando intentó ingresar a las instalaciones.

El escenario también servía de sede de la liga de Gimnasia y a partir de la fecha entra en obra para evitar que su estructura presente fallas más adelante.