El encuentro estaba programado inicialmente para el sábado 26 de octubre; sin embargo, fue movido para evitar que coincidiera con la jornada de marchas de carácter separatista anunciadas para esa fecha.

La contienda será válida por la décima fecha de la liga española y tendrá como escenario el estadio Camp Nou, casa del conjunto ‘culé’.

La situación de orden público ha sido tomada con cuidado por el Barcelona, que adelantó un día su desplazamiento para la visita al Eibar, choque que se efectuará este sábado 19 de octubre.