Sin embargo, el preso viajó a Bogotá y en complicidad con otro delincuente intimidaron con armas de fuego a clientes y trabajadores de una entidad bancaria en la Calle 116 con carrera 60, de donde, según Caracol Radio se llevaron $9’280.000.

Cuadras más adelante y en medio de una persecución, los dos asaltantes fueron capturados por la Policía.

Al respecto, el coronel Néstor Melenje, de la Policía de Bogotá, explicó a la emisora:

Algo para resaltar es que uno de estos capturados estaba pagando cárcel en Tuluá (…) esto se puso en conocimiento de la Fiscalía ya que esta persona estaba pagando una condena por el delito de porte, fabricación y tráfico de armas y municiones”.

También le puede interesar:

Por ahora, lo cierto es que el hombre regresará a prisión, pero esta vez acompañado por su compinche.