Este martes, la defensa de las dos jóvenes presentará a sus peritos, entre los que está la especialista en patologías forenses Yocasta Brugal, que reforzará la teoría de que la muerte de Colmenares fue un accidente, publica El Espectador.

“Para la defensa [de Moreno y Quintero], la hoja de vida de Yocasta Brugal le da total solidez a su tesis” según la cual la muerte de Colmenares, ocurrida el 31 de octubre de 2010, no se trató de un homicidio, agrega el diario capitalino.

Brugal, de acuerdo con la reseña del medio, es especialista de la American Board en patología anatómica y patología forense, fue subdirectora y presidenta en funciones del Instituto de Medicina Forense de Puerto Rico, entre 1982 y 1986, jefe de residentes del Hospital Rafael López Nussa (en el mimo país), profesora del Colegio de Medicina San Juan Bautista, del cual es decana desde el año 2005, miembro de Asociación Médica Americana, de la Asociación Americana de Patología, de la Asociación de Ciencias Forenses de Puerto Rico y presidente del Comité de Faculty Credentials del Centro Médico San Juan Bautista.

Con base en esa trayectoria (el ‘ethos’, en la tradición retórica greco-romana) se expondrá el argumento de que Colmenares sí falleció al caer al caño del parque El Virrey (en el norte de Bogotá) y que sus heridas, que según la Fiscalía son producto de una golpiza, también pudieron ser ocasionadas por una caída.

Pero a este ‘peso pesado’ de las ciencias forenses que utilizará la defensa de Moreno y Quintero, la Fiscalía opondrá otro internacional, el patólogo Karl Smith, para tratar de convencer al juez de la tesis del crimen, reporta Las 2 Orillas.