La famosa revista recordó a un hombre que en Roma paseó con una especie de pirámide “para reforzar al idea de distanciamiento social” y mencionó a James Harris, quien tuiteó una foto del siglo XIX, en donde aparecía una mujer con un vestido abultado.

Dentro de la justificación de por qué todo apunta a que volverá la moda victoriana, el impreso también recordó que hace algunos días se volvió a hablar de un desfile de Dior del otoño de 2003; allí apareció “una modelo que llevaba un abrigo de piel descomunal y un vestido de látex completo que cubría la boca”.

Además, la redacción mencionó que a una de sus editoras le llegó una imagen que le envió su abuela, en donde aparecía una mujer que pidió una prenda victoriana; aseguró que esta era el nuevo ‘look’ que se apropiaría del distanciamiento social.

Al final, el medio reconoció que el distanciamiento era algo que ya se estaba apoderando de las pasarelas más grandes, pues “Puppets & Puppets ha estado experimentando con alforjas (bolsos)” enormes, Balenciaga presentó varios vestidos modernos con corte victoriano y Caroline Polachek usó en una pasarela “un artilugio con brazos extendidos”.