La noticia fue compartida por portal Journal Experimental Medicine, allí se asegura que la investigación se desarrolló en el Centro Médico Académico de la Universidad de Ámsterdam, en Holanda, y que se dio mediante la preparación de anticuerpos que neutralizan el virus y evitan su contagio.

Gracias a la ingeniería de proteínas se logró activar las células B (son parte del sistema inmunológico y se forman de la médula ósea), que es precursora de los bNAbs (anticuerpos ampliamente neutralizantes); y al fortalecerse impide que el organismo se deje afectar por agentes externos.

Hasta el momento los resultados solo han sido probados en animales, pero se obtuvo respuesta positiva en ellos y se empezará a hacer el análisis en humanos para así realizar los cambios que sean necesarios. Además de la importancia del avance, la forma en que se desarrolló (proteínas) impediría que se generen efectos negativos en el organismo.

Cabe recordar que según un reporte de la OMS (Organización Mundial de la Salud) hasta el 2016 se registró la muerte de más de 35 millones de personas a causa de este virus y ese mismo año murió más o menos un millón de personas por su desarrollo.