En diálogo con la BBCel investigador Richard Stanton, autor principal del estudio, explicó que los enjuagues bucales que contienen al menos un 0,07 % de cloruro de cetilpiridinio (CPC) mostraron “signos prometedores” de poder neutralizar el coronavirus cuando lo expusieron en un laboratorio.

Aunque la investigación sugiere que estos enjuagues pueden ayudar a matar al COVID-19 que esté en la saliva, aclararon que no pueden usarse como tratamiento para el coronavirus, ya que no llegará al tracto respiratorio ni a los pulmones, señala la cadena británica.

“Este estudio se suma a la literatura emergente de que varios enjuagues bucales comúnmente disponibles diseñados para combatir la enfermedad de las encías también pueden inactivar el coronavirus (y otros coronavirus relacionados) cuando se prueban en el laboratorio en condiciones diseñadas para imitar la cavidad oral / nasal en un tubo de ensayo”, indicó Stanton al mismo medio.

Aunque esta investigación todavía no ha sido revisado por otros científicos ni publicado, los investigadores tienen la certeza de que van a aprobarlo porque sus resultados fueron alentadores.

Después de los primeros estudios, ya están practicando los ensayos clínicos en pacientes del Hospital Universitario de Gales y se esperan las conclusiones a principios del 2021.

“Si estos resultados positivos se reflejan en el ensayo clínico, los enjuagues bucales basados ​​en CPC podrían convertirse en una adición importante a la rutina de las personas, junto con el lavado de manos, el distanciamiento físico y el uso de máscaras, tanto ahora y en el futuro”, dijo a BBC por su parte Nick Claydon, periodontólogo especialista.

David Thomas, profesor de la Universidad de Cardiff y miembro de la investigación, dijo a la cadena inglesa que con los resultados del ensayo se podrá determinar “cuánto tiempo dura el efecto después de una sola aplicación de enjuague bucal en pacientes con coronavirus”.