Además de la recomendación básica de lavarse las manos con frecuencia y recordar la importancia de tener buenos hábitos de vida para tener una salud optima, el también director del Centro Médico El Manantial aseguró que existen algunos alimentos que hacen la diferencia cuando son consumidos a diario.

Vidal reconoció los beneficios de empezar el día con algún tipo de fruta, y le dio relevancia a la guayaba, que es rica en vitaminas B, C y D, indispensables para el cuerpo; sin embargo, aseguró que en el caso de pacientes con diabetes no debería ser consumida de forma frecuente.

Un buen almuerzo para alguien que quiere fortalecer su sistema inmune debería componerse de un 50 % de vegetales, que podrían ser acompañados de aceite de oliva crudo, pues al exponerlo a altas temperaturas pierde mucho de sus innumerables beneficios. No olvidar la dosis de proteína y una pequeña ración de algún carbohidrato.

En la noche, como último aporte para el cuerpo, el especialista recomendó no ingerir una gran cantidad de alimentos, pues se liberan una sustancias reparadoras e inmunoestimulantes, y si se come mucho no se segregan; además, altera la calidad del sueño.

Cabe mencionar que la ingesta de “productos procesados, gaseosas y harinas afecta el buen funcionamiento del sistema inmunológico”, así que su consumo debería evitarse.