Aunque no es la única forma de evitar que quienes usan gafas tengan que soportar el incómodo empañamiento de sus lentes, este truco ha ganado popularidad en el mundo gracias a su eficacia en medio de la pandemia del Covid-19.

Consiste en adherir a la piel el tapabocas en su parte superior con una curita larga o una tira de micropore.

El truco fue popularizado por Daniel M. Heiferman, médico especializado en neurocirugía cerebrovascular. El galeno estadounidense publicó una foto explicando el truco en su cuenta de Twitter. 

Heiferman ha recibido miles de respuestas en agradecimiento por el útil consejo que ha hecho más llevadera la vida de quienes utilizan gafas y que, con un tapabocas, tuvieron que enfrentarse a la pandemia.