Susan Bowerman, directora sénior de educación y capacitación en nutrición mundial de Herbalife, aseguró que existen vitaminas y minerales que las personas deberían incluir en su dieta para que el cuerpo pueda enfrentar virus, bacterias o parásitos.

Aquí, las recomendaciones de la experta:

  • Vitamina A: este componente estimula el sistema visual y la piel. Además, activa “las membranas mucosas, que actúan como barreras contra las infecciones”. Se encuentra lista para ser disfrutada en alimentos como el hígado, huevos y mantequilla.
  • Betacaroteno: es un antioxidante esencial, “precursor de la vitamina A”, por lo tanto, ayuda a que el cuerpo tenga una buena cantidad de esta. Las frutas y verduras de color naranja o amarillo como las zanahorias, calabazas, pimentones y naranjas son muy útiles; la espinaca, lechuga y brócoli también se recomiendan.
  • Vitamina C: es “necesaria para promover el crecimiento y reparación de tejidos”, ayuda a absorber componentes como el hierro. El cuerpo no produce ni almacena este compuesto, pero se puede obtener consumiendo melón, fresa, kiwi, cítricos, tomates, repollos, coliflores, sandías, papaya y coles de bruselas.
  • Selenio: este oligoelemento es “necesario en pequeñas cantidades”, pues es el encargado de reducir el daño celular. En el organismo, estimula la producción de espermatozoides, cabello y uñas. Se puede encontrar en verduras, pescado, mariscos, carnes rojas, granos, huevos, pollo, hígado y ajo.
  • Zinc: el nutriente mineral ayuda a que la salud general esté óptima; fortalece el cabello, uñas, piel y huesos, ayuda a sintetizar proteínas, repara tejidos y refuerza el sistema inmune. La carne de res, cerdo, cordero, granos enteros, leguminosas, la levadura, aves, pescados, lácteos y huevos son alimentos ricos en este compuesto.