Cansado de lo que estaba pasando, Stuart instaló una cámara de seguridad afuera de su casa y, así, descubrió al hombre que usaba su propiedad como basurero, informó Daily Mail.

El afectado se las arregló para ubicar al sujeto en su casa y le dio un plazo de 3 días para que retirara las 421 llantas que había dejado en su granja; sin embargo, el hombre en cuestión no lo hizo, indicó el diario británico.

El medio añadió que, ante esa situación, el británico le dio de su propia medicina al sujeto y le bloqueó la entrada de su casa con decenas de neumáticos.

“La venganza se sirve mejor fría, ¿no? Me cansé de esto, así que pensé en devolverle un poco”, manifestó Stuart, en entrevista con el rotativo.

En Twitter, un amigo del afectado publicó unos videos y una foto de esta venganza: en un primer momento, Stuart enseña todos los neumáticos que abandonaron en su granja; luego muestra cuando descarga esas llantas en la casa del sujeto, y, finalmente, se aprecia cómo le quedó la vivienda a esa persona.

Estas son las imágenes: