El ruso Daud Daudov viajó desde la ciudad de Stavropol hasta la república de Daguestán para enterrar a sus 2 gemelos, que supuestamente habían fallecido unos días de su nacimiento, publica Actualidad RT.

Sin embargo, el hombre se dio cuenta, en el momento del entierro, de que lo que envolvían unas sábanas no eran sus pequeños, sino un par de muñecos de plástico, como se puede ver en un video que se viralizó en las redes sociales rusas.

Las imágenes fueron en un primer momento publicadas por el Ministerio del Interior en la república de Daguestán.

En el video también se puede escuchar a Daudov, de 33 años, contando qué había pasado. Según su relato, su esposa le había dicho meses atrás que había quedado embarazada de gemelos y el 3 de febrero le aseguró que habían nacido.

Pero el 9 del mismo mes, la mujer le comunicó que los supuestos recién nacidos murieron . En un primer momento, cuando el ilusionado ruso se dio cuenta de que habían enterrado unos muñecos, pensó que alguien les había hecho creer que los niños estaban muertos, pero que estos seguían vivos en algún lugar.

Sin embargo, tras hacer diferentes averiguaciones, Vladimir Vladimirov, gobernador de Stavropol, comunicó por medio de su cuenta de Instagram que todo se trató de un engaño de la esposa de Daud Daudov.

La mujer reconoció que nunca estuvo embarazada y que todo se lo inventó porque, supuestamente, su esposo tenía muchas ganas de tener hijos, por lo que también engañó durante 9 meses a otros familiares.

Expresó que en junio de 2020 se hizo una prueba de embarazo que dio positiva, pero un segundo test resultó negativo, pero para entonces ya le había dicho a su pareja que estaba embarazada y no quiso decirle que era una falsa alarma porque vio “lo feliz que estaba su marido cuando se enteró de que estaba embarazada, y no quería contrariarlo”.

“No tenía un plan claro. De vez en cuando sentía que mi barriga crecía. Al fin y al cabo, esperaba estar embarazada. Es difícil para mí explicar esto, por un lado, me di cuenta de que no estaba embarazada, por otro lado, no podía detenerme y dejar de fingir estar embarazada. Engañé a todos mis familiares y a mi cónyuge, y es algo que lamento mucho”, dijo la mujer, citada por Actualidad RT.

Iba a enterrar a sus hijos “muertos” pero se dio cuenta de que era unos muñecos