En esa dinámica, que Netflix promovió a través de Twitter, el ajiaco competía con el choripán argentino, el acarajé de Brasil, el ceviche peruano, la tlayuda de México y el relleno de papa de Bolivia.

Muchos colombianos (en especial los bogotanos) se sorprendieron al ver que el ajiaco estaba incluido en el campeonato, pues ninguno ha visto un puesto callejero donde sirvan esa sopa.

Además, para muchos el ajiaco no se puede considerar callejero si se tiene en cuenta lo engorroso que sería comerlo en la calle, sobre todo si una persona quiere caminar mientras disfruta del plato.

Expertas en gastronomía colombiana, como Sonia Serna —directora ejecutiva de la Fundación Saboriarte— y  Nathalie Jaramillo— gerente del restaurante Casa Vieja—, coincidieron con los internautas en que el ajiaco no es una comida callejera.

En entrevista con El Tiempo, Jaramillo aseguró que esta sopa definitivamente es un plato típico, pero para ser callejero por lo menos necesitaría que fuera fácil de comer en la calle “sin tener que cucharear o tener una mesa con cubiertos”.

Por su parte, Serna indicó en el diario capitalino que “puede ser que una persona que sabe hacer el ajiaco coja un termo y lo ponga a vender en un vaso”, pero “no es una constante” y nunca se ha visto.

A continuación puede ver algunas reacciones de los tuiteros al ‘descubrir’ que el ajiaco es un plato callejero, según Netflix: