Mientras uno de los hombres hacía eso, el otro sacó un cuchillo y amenazó tanto a los clientes como a los vendedores que estaban cerca. De acuerdo con testimonios de los testigos, recogidos por South China Morning Post, el delincuente con el arma les advirtió que se mantuvieran inmóviles.

El hombre que quitó el vidrio lo hizo en solo 14 segundos; de inmediato, agarró varias joyas, entre ellas, dos anillos, una pulsera y un diamante. Todo esto está avaluado en 5 millones de dólares de Hong Kong, es decir, 1.800 millones de pesos.

El artículo continúa abajo

Un video publicado en Facebook muestra que los delincuentes huyeron 27 segundos después de entrar a la tienda.

Las autoridades ya se encuentran investigando el caso. En cuanto a la joyería, esta operó de manera normal al siguiente día del robo, indicó el diario.