El examen reveló que el dolor del hombre era provocado por una hernia discal, informó Live Science, citando un artículo publicado en The New England Journal of Medicine (NEJM).

De acuerdo con la Clínia Mayo, una hernia discal se produce cuando hay un problema con uno de los discos que se encuentran en las vértebras de la espina dorsal.

Esto no fue lo único que llamó la atención de los médicos: con la tomografía, ellos descubrieron que el paciente tenía 3 riñones; uno de ellos (el del lado izquierdo) se veía normal, mientras que los otros 2 estaban fusionados “cerca de la pelvis”, indicó el portal especializado.

A pesar de esa anomalía, el hombre nunca presentó ningún problema renal y sus riñones “parecían funcionar con normalidad”, señaló el mismo medio.

De acuerdo con Live Science, solo se han reportado 100 casos como este “en la literatura médica”, y se cree que esta anomalía “surge durante el desarrollo embrionario, cuando una estructura que generalmente forma un solo riñón se divide en dos”.

Al final, el paciente no necesitó atención por sus 3 riñones, pero los médicos sí le recetaron analgésicos para su dolor de espalda, concluyó el portal.