Los animales lo acarician con sus trompas y lo empujan levemente con la cabeza para ver si despierta.

Luego, todos se paran junto a su compañero fallecido y alzan las trompas para despedir a su amigo. 

Finalmente, los elefantes se alejan del lugar, pero hay uno que no quiere irse tan pronto y lo acaricia con la trompa por última vez. 

Lo desgarrador de las imágenes es que en un árbol están unos buitres esperando a comerse al mamífero.  

El momento ocurrió en el Parque Nacional Serenget (Tanzania, África), y se desconoce por ahora la causa de la muerte del animal, informó el Daily Mail.  

Este tipo de compartimiento es común en estos animales. El pasado 11 de junio de este año se conoció un video en el que un elefante se niega a abandonar a su cría muerta en una carretera, mientras la manada hacia un ‘cortejo fúnebre’.