“Esta aeronave, que hace parte de los 10 aviones Boeing 787-8 con los que cuenta Latam, permite reducir hasta en un 20 % el consumo de combustible, lo que significa una reducción en la misma proporción de emisiones de CO2 (dióxido de carbono) y su impacto ambiental”, dijo el director ejecutivo de LATAM Airlines Colombia, Fernando Poitevin.

La aeronave, que tiene una capacidad para 247 pasajeros, cubrirá la ruta Santiago-Bogotá con dos frecuencias diarias, y la Santiago-Bogotá-Miami, con tres frecuencias semanales.

El Boeing 787-8 reduce la sensación de turbulencia en los pasajeros y debido a las nuevas técnicas de humidificación de aire proporciona aire más puro disminuyendo la sensación de sequedad y fatiga.

EFE