Todo comenzó en 2013, cuando la empresa estadounidense de sonido sorprendió con la alianza junto a Google Play Music y entregó los planos de sus altavoces.

Sobre ese acontecimiento de hace seis años, ahora los ejecutivos de Sonos expresaron en The New York Times: “Se sintió como un movimiento inofensivo; Google era una empresa de internet y no hacía altavoces”.

Pero ahora las cosas cambiaron y este martes Sonos demandó de manera formal ante el Tribunal Federal de Distrito de Los Ángeles y la Comisión de Comercio Internacional de los Estados Unidos. La compañía de sonido pidió a este segundo que se prohíba la venta de ordenadores portátiles, teléfonos y altavoces fabricados por Google en EE.UU, lo comunicó la agencia de noticias Efe.

Uno de los desarrollos tecnológicos que hacen parte de esta disputa legal permite que los usuarios escuchen música de manera simultánea con dispositivos que se encuentren sincronizados pero en diferentes habitaciones.

“Google ha estado copiando de forma consciente y descarada nuestra tecnología patentada en la creación de sus productos de audio”, denunció en un comunicado el consejero delegado de Sonos, Patrick Spence, según Efe.

Sonos también expresó que ha buscado conciliar en diferentes ocasiones durante los últimos años; sin embargo, no se ha encontrado ninguna señal para solucionar estos inconvenientes. Por esto, decidieron llegar a instancias legales, afirmó el medio estadounidense.

Pocas horas después de hacerse pública la demanda, Google respondió con un comunicado en el que expresa que se han mantenido conversaciones de forma continua sobre los derechos de propiedad intelectual, que no están de acuerdo con estas reclamaciones y defenderán su postura con firmeza.

Debido a que Sonos también acusó (sin acciones legales) a Amazon de aprovechar su tecnología para vender altavoces a menor costo, el líder de la división de hadware en Amazon, Dave Limp, dijo en una entrevista para The Verge: “Estoy seguro de que no infringimos su IP, construimos nuestras soluciones a partir de una hoja de papel limpia. Fuimos los primeros en salir con un altavoz conectado y con voz habilitada. Y eso se hizo a partir de una hoja de papel limpia”.

Finalmente, el directivo también aconsejó a Sonos que debería centrarse en competir.