El concepto nació en Japón en 1979 con el objetivo de ofrecer alojamiento sin necesidad de ocupar mucho espacio. Actualmente, países como Estados Unidos, Reino Unido, Bélgica, China y Corea del Sur, así como aeropuertos de todo el mundo, cuentan con este hospedaje, indicó Agencia Anadolu.

El primer hotel cápsula de Colombia queda en Bogotá

Colombia ya cuenta con el primer hotel de este estilo. El Caps Future Rooms vendió dos franquicias en Bogotá, una ubicada cerca al Hospital Kennedy, y otra en Medellín, agregó el portal mencionado.

Álvaro Ovalle, dueño del hotel, fue entrevistado por la agencia y aseguró que la idea nació cuando realizó un viaje a Europa y se le ocurrió crear un alojamiento que estuviera entre un hotel y un hostal.El hotel más económico costaba 225 euros la noche y los hostales estaban llenos o nos parecían demasiado básicos”, señaló.

Para Ovalle, la diferencia con un hostal radica en la experiencia de lujo que se les brinda a los huéspedes. “Un hotel cápsula ofrece el servicio de un hotel cuatro estrellas, pero al mismo valor de un hostal y las instalaciones son mejores”, dijo a la agencia.

Una vez que el usuario llega a Caps Future Rooms debe elegir, o reservar con antelación, una de las 22 cápsulas disponibles. Hay unas VIP, que son más amplias e incluyen una tableta con repisa y más enchufes, y unas estándar. Las cabinas están separadas por 15 o 20 cm entre ellas y están elaboradas con materiales que aíslan el sonido, apuntó el portal en su artículo.

Las cabinas VIP son de 2 metros de largo, un metro de ancho y 1.25 m de alto y están acomodadas al estilo de camarotes, con el fin de ofrecer hospedaje a la mayor cantidad de personas posible, explicó el medio nombrado.

Por otro lado, las estándar tienen 2 m de largo, 85 cm de ancho y 85 cm de alto. De acuerdo con Dinero, el hotel cuenta con 18 cápsulas de este tipo y solo 4 del estilo más lujoso.

La siguiente imagen muestra cómo son las cápsulas del hotel que queda en Bogotá.

Sitio web de Caps Future Rooms
Sitio web de Caps Future Rooms

Por un precio de entre 25 mil y 35 mil pesos, el usuario se puede quedar en este hotel, que cuenta con parqueadero, casilleros para guardar el equipaje, servicio de alimentación, salas comunes, y baños comunales con duchas y vestidores para hombres y mujeres, resaltó Agencia Anadolu.

Además, al cliente se le entrega una toalla y jabones, y se le explican las reglas que debe seguir durante su alojamiento, entre las que están: no comer al interior de las cabinas y no entrar en ellas con los zapatos, añadió el portal en su publicación.

El hotel comenzó a funcionar en enero de este año con una ocupación de hasta el 70 %, es decir, entre 16 y 18 personas por día (antes de la pandemia). “Les fascina a los turistas, pero esto es para todo tipo de clientes: estudiantes, empleados, etc”, aclaró Ovalle en la entrevista.

Entre otras cosas, la compañía considera construir cápsulas para dos personas, pues son las recomendaciones que personas cercanas e inversionistas le han hecho al dueño, informó Dinero.

Historia de los hoteles cápsula en el mundo

En 1979 surgió el primer hotel cápsula en el mundo, situado en Osaka, Japón. El Capsule Inn fue catalogado como patrimonio arquitectónico en 2006, e incluye televisor, radio y despertador en cada cabina, indicó Agencia Anadolu.

Hay dos teorías en cuanto a cómo apareció el concepto, según el portal mencionado: la primera es del académico Toyokawa Saikaku, quien asegura que nació del diseño de “una estación de vivienda para una expedición que Japón hizo a la Antártida”, mientras que la segunda es del arquitecto Kisho Kurokawa, quien presentó sus ideas en un artículo de 1969.

Por otra parte, los metabolistas, que eran admirados por Kurokawa, creen que el proyecto surgió de “las cabañas japonesas tradicionales para tomar té”, por lo que estaría relacionado con ideas ancestrales, precisó el medio en su publicación.