En el mes de octubre, el FBI emitió una orden federal de registro para solicitar a Sony información privada sobre el usuario Curtis Alexander, afiliado a la plataforma de venta con el nombre de usuario: Speedola20, según el mismo medio.

En la prescripción las autoridades aseguraban que Alexander hacía parte de una red de distribución de cocaína. Por lo tanto, solicitaban diferentes datos, incluyendo todos los juegos que había  jugado en los meses anteriores, apuntó el medio.

“Se ordena al proveedor que divulgue la información anterior al gobierno dentro de los 14 días posteriores a la entrega de esta orden”, dice la solicitud de orden de allanamiento.

Aparentemente, el usuario contactaba a sus compradores durante las partidas de los juegos y por medio del chat les cobraba hasta 550 dólares (casi dos millones de pesos colombianos) por cada 100 gramos de cocaína, mencionó el portal.

Con el tiempo, el FBI empezó a recibir denuncias de usuarios anónimos acusando al hombre de vender droga en la plataforma. Después, implementó una operación en la que le compró 100 gramos de cocaína a Alexander para obtener las pruebas suficientes, informó Gizmodo.

Las autoridades no revelaron los juegos que jugaba el hombre y tampoco mencionaron si Sony había dado alguna respuesta a la solicitud. Sin embargo, parece que ya tienen todas las pruebas para empezar a investigar al usuario, dijo el medio.