El magnate fundador de SpaceX fue descrito por la revista Rolling Stone como el “arquitecto del mañana” en su edición de noviembre de 2017. En dicha publicación se encuentra una entrevista que el periodista Neil Strauss le hizo al empresario, quien narra situaciones difíciles de su infancia junto a su padre, Errol Musk (que tuvo un hijo con quien fue su hijastra), al que describe como una terrible persona.

En esa célebre entrevista, también se aborda el tema de la vida sentimental del millonario, que ha tenido dos esposas pero tres matrimonios y tres divorcios, ya que se casó dos veces con la actriz Talulah Riley.

La primera esposa de Musk, Justine Wilson, en una entrevista con la revista Marie Claire, describe al ingeniero como un hombre dominante que subvaloraba su opinión y su trabajo. También narra que cuestionaba cómo expresaba sus sentimientos, incluso cuando el primer hijo de la pareja murió a las pocas semanas de haber nacido.

Sus relaciones han sido problemáticas e incluso se vio envuelto en un escándalo por un presunto trío sexual que involucró a las actrices Amber Heard y Cara Delevingne.

Como jefe, el empresario también ha sido cuestionado; el medio Business Insider recopiló opiniones de 9 extrabajadores de Tesla que critican la alta exigencia laboral y sus objetivos poco realistas.

En el video que se encuentra a continuación se hace un resumen de los momentos y facetas no tan destacables de Musk.

Los ambiciosos proyectos de Elon Musk

Además de mantener a Tesla Motors como líder en el mercado de autos eléctricos, Musk tiene ambiciosos proyectos con otras de sus empresas.

SpaceX, compañía fundada por el magnate, anunció en febrero del 2021, que la primera misión de turismo espacial se realizará en el cuarto trimestre de este año.

Por otro lado, medios internacionales como BBC News y el Clarín, han calificado a Neuralink como el proyecto más ambicioso del empresario. Este nuevo emprendimiento de Musk busca conectar el cerebro humano a inteligencias artificiales de dispositivos electrónicos, mediante la implantación de un chip dentro del cráneo. Pese al gran avance tecnológico que esto implica, para la periodista Juanita Kremer, los alcances de Neuralink abren una profunda discusión ética.