Este movimiento no se ha usado de la manera correcta porque en algunas ocasiones a quien se le lanza, puede continuar apilando con un +2. Esto obligaría al siguiente jugador robar 6 cartas.

Sin embargo, a través de la cuenta de Twitter del juego se confirmó que cuando un jugador lanza el +4, el que le sigue deberá robarlas y perder su respectivo turno. ¡Ojo: sin nada de trucos!

“No puedes poner un + 2 para hacer que la siguiente persona sume 6”, aseguró el tuit del juego de cartas.

Además, ratificó que cualquier persona podrá ganar con una carta de “acción”, es decir, las de salto de turno, cambio de color o, incluso, de retroceso.