El aficionado lo que quería era escanearlo cuantas veces quisiera para ver inmediatamente el video del partido en el que sellaron la victoria por 3-1, según Gizmodo.

Sin embargo, la felicidad le duró muy poco. Después de que la noticia se hiciera viral, usuarios empezaron a exigir que el contenido fuera eliminado, ¿por qué?

De acuerdo con este portal, aparentemente estaban acusando al sujeto por infringir los derechos de autor.

“Quien haya subido ese video debe eliminarlo. En realidad, voy a reportarlo por infracción de derechos de autor, ya que hablamos solo para arruinar su tatuaje”, señaló un usuario de Twitter a quien le suspendieron la cuenta.

Horas más tarde el video fue eliminado, pero temporalmente, pues volvió a estar disponible para quien lo quiera ver, aunque en cualquier momento lo pueden volver a quitar por problemas relacionados de derechos de autor.

 Olé señala que el poseedor del tatuaje dio su versión ante la polémica:

“El video no lo eliminaron. Lo puse de manera privada porque tiene cosas personales. Cuando quiero lo pongo en público“.

Este es el link: