Yo me lo quise sacar […] no pude. Es más, ni el médico miró lo que había adentro, simplemente me vio el sangrado, me remitió para Cartagena, entré a la Clínica la Inmaculada y fue cuando pude hablar…”, relató la mujer a Los Informantes.

Su experiencia es también la de unas 30.000 mujeres más que fueron violadas en los años que en los que la guerra no distinguía matices entre la maldad y la brutalidad.

“Yo creo que ni a un animal se le puede hacer lo que me hicieron a mí…”, manifestó a ese programa Lina Mercedes que fue víctima del Bloque Héroes de los Montes de María.

A la edad de 7 años ya había sido abusada sexualmente por parte de uno de sus hermanastros y 2 años después fue violada por primera vez en su casa.

Me sentía sucia desde muy niña […]. Me volví agresiva porque yo sentía que todos los hombres debían pagar lo que un solo hombre me hizo a temprana edad”, aseveró a Los Informantes.

A los 24 años de edad fue violada por los paramilitares que actuaban bajo las órdenes de Rodrigo Mercado, alias ‘Cadena’, responsable de una masacre de 60 campesinos en el 2000 y el desplazamiento de 42 familias de María La Baja y Carmen de Bolívar, según Verdad Abierta.

Uno de los peores momentos sufridos por Lina Mercedes Caro, que hoy tiene 50 años de edad, dos hijos y es paciente de un cáncer terminal, fue cuando fue sometida a una violación masiva por parte de 25 hombres armados.

“En ese momento, sí quería que me mataran, la verdad”, admitió la sobreviviente aunque lo peor estaba por suceder.

“Él (violador) fue el 25 y yo le dije: ‘ya no más, ya no más’ y fue cuando su reacción, bajo los efectos del alcohol y las drogas […] la soga se la enrolló acá (en el cuello) y el palo acá (señalando una de sus manos). Él me dice: ‘abra las piernas’, y yo lo que hago es apretar las piernas […]. Con ese palo ahí vi la muerte”, relató con crudeza la mujer a Los Informantes.

Vea el informe completo de Los Informantes: