Acosta dijo que no sabía de las publicaciones que hacían alusión al supuesto caso de abandono, hasta que su familia le mostró la imagen que causó revuelo en redes.

En primer lugar, señaló que —distinto a como se había mencionado— los hechos ocurrieron el 27 de febrero, y no el primero de marzo.

Destaca que Mía, como se llama su mascota, la estaba persiguiendo cuando ella estaba haciendo una mudanza. Explica que el trasteo era solamente de dos cuadras y que por eso su esposo estaba llevando, a pie, un mueble en una zorra y que estaba siendo acompañado por la mascota.

La mujer le explicó a Pulzo que, aunque “normalmente la perrita hace caso y es muy obediente con mi esposo, en este caso, ella salió corriendo detrás del carro al ver que yo arranco y me empieza a perseguir. Yo lo que hago es acercarme y le pido el favor a una vecina que me ayude a subir a la perrita”.

Destacó que después de eso llegó con la mascota al nuevo hogar, donde estaban sus hijas esperándola.

Aseguró que Mía sigue con ellos, contrario a lo que se mencionó en varias publicaciones, donde aseguraron que ella había sido bajada del carro.

Una de las publicaciones aseguraba que el caso ocurrió en la localidad de Chapinero, y que su perra estaba en un lugar de paso. Acosta aseguró que eso no fue así y que el día en que las imágenes fueron tomadas ella estaba en la localidad de Suba, por el sector de Las Mercedes.

Esta es una de las publicaciones que denunció el supuesto caso de abandono:

Estefany Acosta contó en este medio que es consciente de lo delicados que son los señalamientos por maltrato animal. Por eso publicó un video, junto a su mascota, explicando lo sucedido con el caso.

Agregó que el Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal se comunicó con ellos y les dijo que recientemente ha habido más casos de falsas acusaciones de maltrato animal.

Sobre la denuncia hecha por la Federación de Entidades Defensoras de Animales y del Ambiente de Colombia (Fedamco), señaló que ese colectivo retiró el trino hecho con los señalamientos. “Ahí se demuestra que eso fue algo falso, que ni siquiera ellos tenían pruebas de que fuera veraz esa información”.

No obstante, después de que eliminó la denuncia, Fedamco resaltó que antes de publicarla trató de corroborar la acusación con fotos y videos del caso. Sin embargo, no los ha publicado.

Sobre esta actuación, la mujer dijo: “Yo creo que simplemente fue algo para ellos escudarse sobre por qué publicaron eso, porque ni siquiera han mostrado las pruebas que supuestamente tienen. No hubieran retirado el trino, si tenían las pruebas. No nos han llegado con ningunas fotos ni ningunos videos, porque no las hay”.

Sobre quién pudo tomar las imágenes que causaron la denuncia, maneja dos hipótesis. “Pudieron ser tomadas por una persona malintencionada o por algún defensor de los animales que se imaginó no sé qué cosas y no esperó a ver qué hice después”.

Tras las publicaciones del caso, aseguró que ha recibido mensajes amenazantes y que sus familiares tienen “delirio de persecución” pues les han afectado los “comentarios duros e hirientes” que les han publicado, sin saber el contexto de las imágenes.