El noticiero hizo un cubrimiento especial con reporteros en las zonas de Bogotá que a partir de este jueves entraron a cuarentena estricta por dos semanas: las localidades de Kennedy, Bosa y Fontibón.

La periodista Juliana Gallego, que estuvo esta mañana en Bosa, reseñó que en los buses de transporte público que pasan por esa parte de la ciudad había mucha congestión, y que en varios puntos de la localidad había filas enormes en supermercados y bancos donde no se respetaba mucho el distanciamiento social recomendado.

Sin embargo, la reportera concluyó su informe con un error que la presentadora Vanessa de la Torre no dejó pasar. Gallego confundió comercio informal con comercio ilegal cuando aseguró: “La alcaldía local de Bosa nos dijo que el 10 % de la población vive del comercio ilegal y que están llevando las ayudas para llegar a esas casas a través de trasferencias bancarias y mercados”.

La conductora del noticiero no dejó que la equivocación quedara en el aire y le dijo a su compañera: “Juliana, comercio informal, que son todas esas personas que salen a hacerse el dinero del día y tienen esa obligación para poder vivir de salir a trabajar. Ese es el gran problema que hay en localidades como Bosa”.

La localidad de Bosa, al igual que la de Kennedy y Fontibón, estará en aislamiento hasta el próximo 6 de agosto, lo que significa que el comercio que no es esencial no puede abrir sus puertas, que no está permitida la práctica deportiva al aire libre, que desde las 8:00 p.m. hasta las 5:00 a.m. hay toque de queda y que está prohibida la venta de bebidas alcohólicas los fines de semana.