Así lo dio a conocer Tomás Uribe en una entrevista con la revista Semana, en donde no dio un no rotundo sobre la posibilidad de lanzar una candidatura, pero fue enfático en decir que sus planes, por el momento, son diferentes.

“No sé de política, no sé de mermelada, no sé de Congreso, y en mis planes no está ninguna candidatura”, afirmó el hijo del expresidente Álvaro Uribe, citado por ese medio.

Tomás Uribe entró al sonajero de los más de 10 posibles candidatos para aspirar a las elecciones de 20222 en Colombia. Noticias Uno, por ejemplo, aseguró hace pocos días que él sería el elegido de Álvaro Uribe para llevar las banderas del Centro Democrático en la contienda más importante del país.

Ese mismo noticiero citó a fuentes del “círculo cercano” del exsenador Uribe para revelar que el líder del Centro Democrático solo contempla un nombre para la contienda electoral, pues considera que Tomás Uribe es el único en el que “podría poner toda su confianza con la esperanza de que si es presidente, haga lo que él mismo haría”.

“De todo lo anterior, se concluye que el verdadero candidato en ciernes de Álvaro Uribe es su hijo Tomás”, señaló Noticias Uno el fin de semana pasado.

Tomas Uribe habla sobre ser presidente

Pese a los compromisos y todos los argumentos que da, el hijo del expresidente no echa en saco roto la posibilidad de aspirar a ser presidente en Colombia. Eso se deduce de la frase que dio a Semana: “La vida da muchas vueltas”.

“La vida da muchas vueltas, pero yo le puedo decir genuinamente que no tengo planes de meterme a la política. La prioridad mía y de mi hermano es la defensa de mi padre, su honorabilidad y su libertad”, afirmó Tomás Uribe.

Otro de sus argumentos para no aspirar a la presidencia es que no tiene muchas ganas de vivir en Casa de Nariño y prefiere vivir tranquilo en su casa.

“No tener que venir todos los días al centro de Bogotá a vivir en una casa ajena, en un palacio, sino vivir en un apartamento en Medellín que es mi hogar”, aseveró.