El taxista recogió un servicio y los pasajeros resultaron ser ladrones que con armas blancas lo intimidaron para que entregara sus pertenencias, de acuerdo con Blu Radio.

El hombre quiso evitar el atraco y dejó rodar el carro, que terminó cayendo encima de la casa en donde se encontraban tres personas, de las cuales murieron dos: el bebé de 40 días de nacido y su madre, una joven de 24 años identificada como Marlin Romero Salazar, según El Tiempo.

La otra persona fue remitida a una clínica donde se le hizo una intervención quirúrgica, informó el diario.

Por su parte, el conductor, que dio negativo en la prueba de alcoholemia, dice El Tiempo, fue traslado a un centro asistencial.

La Alcaldía de Ibagué anunció acompañamiento y ayudas humanitarias para los familiares de las víctimas fatales.