Tasajera, corregimiento del municipio de Puebloviejo (Magdalena), vive de la nada, parece estar detenido en el tiempo y se estanca en su desarrollo”, escribió El Heraldo hace 2 años sobre esa zona.

Hoy Colombia conoce el nombre del pueblo debido a la tragedia que dejó 7 muertos y decenas de heridos, luego de que los habitantes de ese sector se acercaron a recoger el combustible que se derramó de un camión que se volcó y, posteriormente, estalló.

Sin embargo, en el 2018 el diario barranquillero quiso hacer una alerta sobre el más llamativo caso de abandono y discriminación ambiental del país”: Tasajera, que está a menos de una hora de Santa Marta y Barranquilla.

En la crónica, El Heraldo muestra las humildes casas de los habitantes de este lugar en medio de basuras, desechos y aguas pútridas. A esto se le suma que no cuentan con los servicios públicos básicos como luz, agua, alcantarillado y, claramente, recolección de basuras.

Lo que más llama la atención de Tasajera es que no tengan agua limpia y para el consumo humano estando en medio de la Ciénaga Grande de Santa Marta y por el mar Caribe, señala el mismo medio.

Es casi increíble pensar que en una región que tiene una gran riqueza agrícola, minera y pesquera, haya tanta pobreza y desolación”, dijo el psicólogo José Amar en la crónica de El Heraldo.

De acuerdo con El Tiempo, según relatos de los mismos habitantes de Tasajera, es usual que los vehículos de carga que tienen problemas y se quedan varados (o como en el caso de hoy un accidente de tránsito) sean saqueados.

“Aquí muchos amanecen a veces esperando que se voltee un carro cargado con comida, para solucionar el problema en su casa… Hay personas que están preparadas para esos momentos, tienen sacos, para meter cosas sólidas y tanques por si son líquidos”, dijo a El Tiempo Fred Jiménez, residente del corregimiento de Magdalena.

A continuación, fotos de la miseria en que vive Tasajera y la crónica (en video) de El Heraldo: